Reserva Online

Fecha de entrada
Fecha de salida
Habitaciones
Adultos
Niños

Hospedería Valle del Ambroz

Booking
8,8
Trivago
8,5
Tripadvisor
8,0
Plaza del Hospital S/N, 10700
Hervás (Cáceres)

La Hospedería Valle de Ambroz es un hotel 4* edificado sobre un antiguo Convento de Trinitarios del siglo XVII, en la localidad de Hervás (Cáceres). La cuidadosa rehabilitación ha dotado al hotel de acogedoras habitaciones e instalaciones.

Además, la Hospedería cuenta con un selecto restaurante y un exclusivo salón para la celebración de bodas y otros eventos.

El encanto del edificio y el atractivo de su entorno lo convierten en una de las opciones favoritas de los que se acercan a conocer Extremadura.

Cód. Reg. Turismo: H-CC-00627

La población de Hervás, al abrigo del Monte Pinajarro, es un auténtico paraíso para amantes de la naturaleza y el turismo rural. El Valle del Ambroz ofrece fascinantes paisajes, especialmente en primavera y otoño. Para los más activos, el entorno de Hervás ofrece piscinas naturales en verano y una estación de esquí para el invierno.
La Judería, las iglesias, palacios y museos completan la oferta cultural de una población siempre acogedora e inolvidable.

Ver destino

Habitaciones

La Hospedería Valle del Ambroz cuenta con 26 habitaciones cómodas y completamente equipadas.

  • A/A y Calefacción
  • Caja Fuerte
  • Carta de almohadas
  • Habitaciones adaptadas
  • Lavandería / plancha
  • Secador de pelo
  • Servicio de habitaciones
  • Televisión
  • Wifi

Por favor, indique su preferencia por las habitaciones clásicas o de la zona nueva al hacer su reserva.

Servicios
Piscina y Jardín

La piscina y el jardín de la Hospedería Valle del Ambroz tienen unas vistas privilegiadas del Monte Pinajarro, que dibuja el característico paisaje del Valle del Ambroz

Salón Los Castaños

La amplitud y versatilidad de este espacio lo hace apropiado para la celebración de eventos en el marco incomparable de Hervás.

Antiguo Claustro

El antiguo claustro del convento ahora vertebra las dependencias del hotel. La luz y el agua son protagonistas de un espacio que es testigo del paso de los siglos.

Restaurante El Convento